Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

Tu te alzabas altanero y orgulloso,

apuntando al cielo,

 refugiado en tu perennidad.

 

Tu grueso fuste soportaba

tu copa reposada y espesa.

 

Eras sombra,

en las tardes calurosas de verano.

 

Eras el escogido,

para el canto del ruiseñor.

 

Jamás pudieron compararse contigo

los otros tristes olmos,

que presuntuosos igualarte quisieron.

 

Pero tu ego se vió perdido cuando

de repente, la tormenta

se avino,

y el viento con furia y saña

tu hermoso y longevo tronco derribó.

 

Cuán felices y aliviados se vieron entonces,

los viejos y oscuros olmos!,

hermanados en su mediocridad

respiraron aliviados

y entonaron una alabanza al viento:

 

-Oh Céfiro valeroso!, a tí te aclamamos

Pues en dos partiste a aquél engedro extraño,

que quiso alcanzar el cielo,

y terminó en el suelo hendido!-.

 

 

El arbol de la vida

Compartir esta página

Repost 0
Published by