Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
5 julio 2010 1 05 /07 /julio /2010 10:52

 

 

 

 

                                           

      A la ciudad de Pushkin

Cuando escuches el trueno...

Cuando la luna es de melón...

Dedicatoria

El poeta

Estamos tan intoxicados uno del otro...       

Fragmento        

Hay en la intimidad...

La canción de la última cita

La musa

La tierra natal

Llegué a visitar al poeta

Para muchos            

Soneto de estío

Sótano del recuerdo

Unos van por un sendero recto...      

Reseña biográfica

Poeta rusa nacida en Odessa el 23 de junio de 1889.
Hija de una noble familia de origen tártaro, estudió latín, historia y literatura en Kiev y en San Petersburgo.
Se casó con Nikolái Gumiliov en 1910, el más sobresaliente escritor del grupo acmeista, con quien viajó por Italia y Francia. Lectora incansable, leía en sus lenguas originales a Baudelaire, Dante, Horacio y Shakespeare.

Durante muchos años fue silenciada por el régimen soviético. Sus poemas se prohibieron, fue acusada de traición y deportada. A su regreso a Leningrado, en 1944,  produjo su obra más importante, "Requiem",  publicada apenas en 1963. En 1965 fue nombrada Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oxford.
"El correr del tiempo", su última obra, es un balance de su trayectoria de 1910 a 1965.
Falleció en Moscú en 1966. © 

 

 

 

 

 

 

 

 No, no bajo un cielo extraño
ni bajo el amparo de extranjeras alas.
Estuve entonces con mi pueblo,
donde mi pueblo, por desgracia, estaba.


Diecisiete meses grito,
a la casa te reclamo,
al verdugo ayer suplico,
por tí mi hijo y mi espanto.
Todo se enreda sin nombre,
si la ejecución he de esperar.
Sólo flores polvorientas,
incensario, tintineo, huellas
a cualquier y a ninguna parte.
A los ojos me mira lanzada
y de un pronto desastre me amenaza
una estrella gigante.
(De "Requiem")


"¡Al infierno la fidelidad; los juramentos al demonio más negro! ¡La conciencia y la gracia al abismo más profundo! Desafío a la condenación: estoy en tal punto que no me importa nada de ninguno de los dos mundos. Pase lo que pase." Laertes-Hamlet, Shakespeare

Repost 0
Published by poesialibre.over-blog.com - en Mis poetas y poetisas preferidos
Comenta este artículo
4 julio 2010 7 04 /07 /julio /2010 18:28

-Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales/ que lavándose las manos se desentienden y evaden/maldigo la poesía de quien no toma partido, partido hasta mancharse.-

 

 

 

Tú, conmigo, todo;

tú, sin mi, perdida;
tú, mujer conmigo,
nada si no nombro

 

(Gabriel Celaya)

 

 

(Seudónimo de Rafael Múgica Celaya; Hernani, 1911 - Madrid, 1991) Poeta español, uno de los más representativos de la poesía social de los cincuenta. Cursó el bachillerato en San Sebastián y la carrera de ingeniero industrial en Madrid. En esta última ciudad vivió en la Residencia de Estudiantes, experiencia que dejó en él un recuerdo imborrable. Sus primeras tentativas como poeta no fueron aceptadas en modo alguno por su familia, razón por la cual eligió escribir con seudónimo. Con este nombre, pues, apareció su primer libro de poemas: Marea del silencio (1935).

Su relación con su mujer, Amparo Gastón, fue decisiva a lo largo de su vida. En más de una ocasión, Celaya dijo de viva voz que todo cuanto era como poeta y persona a ella se lo debía. Otro encuentro que influyó en la pareja de escritores fue el conocimiento que trabaron con Jorge Semprún (a la sazón, Federico Sánchez), a través del cual ingresaron en las filas del Partido Comunista. Esa militancia llegó hasta el final de sus días y los marcó para siempre.

El año 1946 fue decisivo en el impulso vital y poético de Celaya. A partir de ese momento desplegó una actividad incesante: es el año en que aparece su ensayo erótico-simbólico Tentativas, y constituyó asimismo el momento a partir del cual dio conferencias, colaboró en la prensa, fundó con su mujer la colección de poesía Norte y tradujo obras de R. M. Rilke, A. Rimbaud, P. Eluard y otros.

Su producción, adscrita a la corriente de poesía social, es la expresión de experiencias colectivas, cargada siempre de un propósito de denuncia para el cual recurre a un deliberado prosaísmo. Autor muy prolífico, de casi un centenar de obras, encuentra su voz propia -un decir sencillo y cordial, humano y prosaico- con los libros Movimientos elementales (1947) y, sobre todo, con Tranquilamente hablando (1947) y Las cosas como son (1949).

 

 

 

 

 

-

Repost 0